Que es? 

Festival Gradual es un festival que comparte la pasión por la Música y por el mundo audiovisual, más concretamente por el cortometraje.

La música independiente se da cita durante dos días, con grupos de música indie, y comparten espacio y tiempo con un concurso de cortos a nivel nacional.


Cómo surge?

Festival Gradual  nace como evolución del Festival Music & Cinema que se llevó a cabo durante 3 ediciones en Murchante (Navarra).


Es en su 4ª edición (2013) cuando, con el propósito de crecer y convertirse en un festival  de referencia donde la música y el audiovisual sean los protagonistas, se renueva evoluciona y crece.


Que pretende?

Sacar la música a la calle evolucionando de forma gradual para llegar a convertirse en un evento de grandes dimensiones, aportando al mundo de los festivales un concepto renovado.


We Are Standard, cerraran la edicion de este año

Antes de editar su primer disco, We Are Standard ya habían ganado varios premios por la calidad de sus maquetas y habían despertado el interés de sellos y medios. Con él afianzaron con claridad su directo, con más de 150 conciertos con un disco de debut y viajes a Europa para actuar en algunos festivales, además de editar el disco en Francia o USA. En España reciben el premio Ojo Crítico de Radio Nacional de España a la mejor banda del 2006.
Con su segundo disco ganan el premio al Mejor Grupo Español dentro de los MTV Awards, algo inusual para un grupo de una independiente, y lo recogen en Berlin en una ceremonia al más puro estilo MTV. El disco recibe críticas de la más diversa índole, pero de nuevo apasiona un directo que les mantiene durante más de dos años en la carretera, con saltos a varios festivales en América. Con algún premio más a sus videos (también la nominación a los Premios de la Música) y mucha tinta vertida sobre su paso por los escenarios siguen girando y girando con un obejtivo: conectar con la gente y hacerles bailar. Varias publicaciones hacen que We Are Standard ocupen su portada, Mondosonoro e Inspiral pop entre ellas, que entienden su mensaje y mentalidad. Uno de los conciertos mas festejados del grupo tiene lugar en el Festival FIB de 2009 cerrando el escenario principal tras Oasis y creando una clara comunión entre público y grupo.
También son protagonistas de la banda sonora de un avión decorado por Custo.
En 2010 se edita un disco de remezclas con participantes como John Talabot, CFCF, David E. Sugar, In Flaganti, etc… El disco además se publica en Reino Unido, donde criticas de medios como The Clash, Music Week, Mixmag, etc. lo destacan por su frenesí dedicado al baile. También Japón y países Europeos ven como su disco ocupa las estanterías y tiendas digitales.
A finales de 2011 llega "Great state" (mini-LP de 5 canciones), una rave con guitarras, ritmos rompepistas y riffs con olor a clásico, melodías eternas y arreglos que las multiplican por mil, presentadas en directo con sección de vientos y coros gospel. Se publica también en Reino Unido, en donde medios como Q Magazine, The Guardian, Metro o Nylon los señalan como abanderados de la nueva escena pop española.
En abril de 2013 llega "Day", su paso de gigante hacia un sonido 100% WAS, con producción de Eric Broucek (LCD Soundsystem, Hercules & Love Affair, The Juan Maclean, Free Energy) y la colaboración de Emmanuel Lundgren de I'm From Barcelona (co-autor de un track). En la portada, el "Vesuvius in eruption" de Joseph Wright, cedida a Mushroom Pillow por la Tate Modern de Londres.
Su gran versatilidad les lleva a hacer -también en 2013- cosas como actuar con un ballet en el Palacio Euskalduna, poner banda sonora a un corto de Paco León, versionear a los Clash en directo, actuar como DJs y llevar la residencia de un club una vez al mes, colaborar con los txalapartaris Oreka TX y el productor Alex Ferrer en el single 'Something bigger'...

Via Mushroom Pillow 




Varry Brava, cerraran el viernes el festival

El nuevo trabajo discográfico de Varry Brava se titula “Arriva, 16 horas de juego y 4 litros de bebida energética”, publicado en septiembre, entró directo a los primeros puestos de la lista oficinal de venta de discos en su primera semana. La producción del disco ha sido dirigida por Tato Latorre y cuenta con la colaboración de Sebastian Krys y Juan de Dios. Tres prestigiosos productores al servicio de las nuevas canciones de la banda murciana.

"A este disco hemos querido darle un sonido más orgánico y actual sin dejar de lado nuestras influencias. Un disco de pop brillante y enérgico, viviendo entre luces de ciudad y amaneceres en la playa", declara Óscar Ferrer (cantante). “El nuevo disco viene cargado de pop vitalista. La esencia Varry Brava se mantiene fresca pero con un sonido diferente a los anteriores trabajos”, añade. 
En esta nueva entrega, Varry Brava consiguen dar continuidad a su elegante y efectiva mezcla de pop, indierock y disco music. Toda una proeza y un reto que con “Arriva. 16 horas de juego y 4 litros de bebida energética” han sido más que culminados.

Varry Brava es una banda de pop creada en Murcia en 2009 y compuesta por los oriolanos Óscar Ferrer, Aarön Sáez y Vicente Illescas. El grupo regresa con nuevo álbum tras cosechar un gran reconocimiento con su anterior trabajo discográfico Demasié (Darlalata Music, 2012) al que precedió la demo Ídolo (autoeditada en 2010). Durante los dos últimos años recorren con enorme éxito las principales salas del país y forman parte del cartel de casi todos los festivales, ganando el respaldo unánime de público y crítica. Singles como No Gires, Radioactivo, Calor, Ritual, No te conozco, Oh oui oui, Fantasmas,… suenan en los principales medios especializados y han recibido cientos de miles de visitas y descargas en la red.



Los toledanos Mucho cuarta incorporacion al festival



MUCHO son Martí Perarnau (guitarras, teclados y voz), Miguel de Lucas (bajo), Carlos Pinto (batería) y Víctor Cabezuelo (guitarra), cuatro músicos curtidos desde hace más de una década en proyectos musicales como The Sunday Drivers, Underwater Tea Party o Rufus T. Firefly que en 2010 decidieron unir fuerzas para dar luz a un nuevo proyecto musical, con el que debutarían autoeditando un primer disco homónimo ese mismo año.

Tras casi dos años girando con las canciones de su debut, en 2012 entran de nuevo al estudio para registrar, bajo la producción de Ricky Falkner, Santos Berrocal y Fluren Ferrer, su segundo largo, un trabajo grabado en los estudios Blind Records de Barcelona que lleva por título “El Apocalipsis según Mucho” y que se editó en enero de 2013 con la etiqueta Marxophone. Actualmente se encuentran de gira y acaban de editar, también con Marxophone, el single "Grupo revelación".




Grises, una de las grandes confirmaciones del sabado



Si el primer disco, El hombre bolígrafo, bebía del indie anglosajón tradicional y el segundo, No se alarme señora, soy soviético, exploraba el universo de las pistas de baile, con Animal, su tercer álbum, Grises emprende el despegue definitivo. Las referencias se complican: señal de que el quinteto guipuzcoano ha encontrado su sitio. Su espacio está en ese lugar indeterminado en el que el pop electrónico se refina, se vuelve más hipnótico, sensual. Mientras la mayoría de sus compañeros de generación se lamen heridas, Grises celebra que siempre hay cosas que celebrar. Con el optimismo contagioso de sus brillantes canciones.
Animal supone el debut de Grises con el sello Octubre de Sony Music, después de publicar sus dos anteriores trabajos en el sello independiente Origami. La banda de Zestoa se ha hecho mayor, en el mejor sentido de la palabra. Tras abrirse un hueco en pocos años en muchos de los festivales de referencia (Sonorama, Ebrovisión, Arenal Sound, Low Cost, SOS4.8 …), y curtida en los escenarios más importantes (Joy Eslava, Razzmatazz, Apolo, Siroco, Fever…), apunta ahora al perfil propio, ese en el que la personalidad deja de ser una suma de piezas para convertirse en una sola.
El tema que abre el disco y da título al álbum resume a la perfección la esencia de esta nueva etapa: hay en Animal algo más que simples ganas de bailar. Es una pieza de pop rápido pero sofisticado, en la que la elegancia de los sintetizadores mezcla a la perfección con una distorsionadísima guitarra que se suma a la fiesta final. Hay algo de Foals en sus temas, como en sus trabajos anteriores, pero también de Phoenix, Hot Chip, M83, Grizzly Bear y una larga lista de referencias caracterizadas por el buen gusto, pero que se acaban diluyendo en la propia presencia de Grises.

Pese a su juventud, algunos de los miembros de la banda llevan hasta 15 años haciendo música. Pero no fue hasta 2009 cuando se completó la formación actual, con Eñaut Gaztañaga (voces y guitarras), Amancay Gaztañaga (voces), Alejandro Orbegozo (sintetizadores), Raúl Olaizola (bajo) y Gaskon Etxeberria (batería). Grises Sueños pasaron a ser simplemente Grises, y la música de Arcade Fire, Glasvegas, The National o Editors comenzó a enseñarles el camino.


Con los estudios de grabación Gaztain de Eñaut como centro neurálgico, el grupo se aventuró en el electropop ochentero para alumbrar primero El hombre bolígrafo, que los situó como una de las jóvenes propuestas más sólidas de su generación, con un directo sencillamente demoledor. Más tarde, en No se alarme señora, soy soviético, su sonido comenzó a evolucionar hacia un synth-pop de orfebrería. Una arquitectura de capas melódicas y materiales electrónicos construyó una muralla sonora para las pistas de baile.
Todo ese bagaje entra en una nueva dimensión en Animal, en la que sorprenden con canciones como la hipnótica Impares, en la que las guitarras ásperas también irrumpen sin previo aviso. O en Efímero, un tema con vocación de himno. O en Alienígenas, una de las composiciones más chocantes de los diez que componen el álbum. O en Señales, sencillamente divertida.
Desde el pop del buen rollo, pensado estrictamente para pasar el rato y contagiar ilusión, Grises han completado su evolución hacia la elegancia sofisticada. Pero lo han hecho sin perder la sonrisa, por supuesto.